La emancipación chévere de Popó – Defenza

0
660

El sarcasmo, la demencia, la estupidez, la cordura y la crítica siempre han hecho parte del Rock. En Bogotá nunca estuvo exento de caer en nuevas facetas y artistas que le daban otros matices a un sonido que puede caer en la monotonía de no ser creativo, por eso bandas de los ochentas como Hora Local y Sociedad anónima resultaron siendo propuestas de mucha aceptación gracias a su contenido jocoso y visiblemente caustico.

Por: Christian Solano • @Christiangadejo

El sarcasmo, la demencia, la estupidez, la cordura y la crítica siempre han hecho parte del Rock. En Bogotá nunca estuvo exento de caer en nuevas facetas y artistas que le daban otros matices a un sonido que puede caer en la monotonía de no ser creativo, por eso bandas de los ochentas como Hora Local y Sociedad anónima resultaron siendo propuestas de mucha aceptación gracias a su contenido jocoso y visiblemente caustico.

Portada del disco

A finales de los noventa en medio de explosión de subgéneros del Rock en Colombia cualquier cosa se veía venir, es por eso que para 1998 nace una propuesta encabezada por un “Don nadie” llamado Rene Segura que salta al ruedo con una propuesta Hardcore muy interesante de nombre Defenza, una banda precursora de lo que sería Odio a Botero.

Con su “Funny Core” (como denominaron a su sonido) tenían una vena muy Punk, pero que se salía de las barreras políticas y se centraba en la destrucción de valores culturas dignos una idiosincrasia ramplona y platanera como la colombiana. Producto de este trabajo, en el año 2000 ve la luz el larga duración “La emancipación chévere de Popó o el disco chévere” en el que reposan grandes composiciones de la peor irreverencia del Hardcore bogotano.

Entre aquellos temas se destacas “El Pueblo” y su estribillo “La masa solo sirve para ser amasada”, que muestra un nuevo lado del pueblo al que las bandas de Punk le habían sacado el cuerpo, “Patriota” y su ataque a los patrioterismos baratos y su himno por antonomasia, “El Fútbol”, la cual hizo las delicias de muchos en los conciertos de la media torta donde volaban gargajos y escupitajos de René acompañados de un buen disfraz de Carlos Vives.

Comentarios de Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here