“Life Eternal”: Lirica para un funeral

0
1439

La escena del Rock colombiano nunca ha estado desligada del contacto con las escenas mas reputadas del mundo. Este es el caso de Mauricio Montoya, reconocido en el mundo del Metal underground como “Bull Metal”. Mauricio, es un metalero de vieja data que arrancó con su pasión por este género en los ochentas, cuando el Metal colombiano empezaba a nacer bajo la sombra de las balas, el narcotráfico y las guerrillas emergentes en la entonces hostil ciudad de Medellín.Image and video hosting by TinyPic Por: Christian Solano • @Christiangadejo

Bull Metal

La escena del Rock colombiano nunca ha estado desligada del contacto con las escenas mas reputadas del mundo. Este es el caso de Mauricio Montoya, reconocido en el mundo del Metal underground como “Bull Metal”. Mauricio, es un metalero de vieja data que arrancó con su pasión por este género en los ochentas, cuando el Metal colombiano empezaba a nacer bajo la sombra de las balas, el narcotráfico y las guerrillas emergentes en la entonces hostil ciudad de Medellín.

La escena Metal de Medellín conseguía música a través de intercambios físicos con gente de su parche, de su ciudad y de otros países gracias al correo, que tardaba un buen tiempo en llegar, pero que finalmente hacía valedera la espera. Por medio de correo llegaban a Colombia los álbumes de Metal del momento; “Ride The Lightning” de Metallica, “Hell Awaits” de Slayer, “Scream Bloody Gore” de Death, “Scum” de Napalm Death y hasta “Deathcrush” del grupo Noruego Mayhem.

Mayhem, una banda de Black Metal de noruega encabezada por Øystein Aarseth, mejor conocido como Euronymus, sacó al mercado su primer reconocido larga duración bajo el nombre de “Deathcrush” y lo distribuyó por el mundo. Una de estas copias, traída desde los Estados Unidos cayó en las manos de “Bull Metal” y de Alex Oquendo, vocalista de la banda Masacre. En el respaldo del disco (prensado en 1987) había una inscripción que le pedía amablemente al dueño del acetato escribir de vuelta una carta para saber donde se encontraba este producto. Y así se hizo, “Bull Metal” y “Okendo” escribieron de vuelta y de este modo nació una amistad por correo entre las bandas Masacre y Mayhem. El flujo de música colombiana y sudamericana que llegaba a Noruega se hizo significativo y viceversa.

La banda noruega pronto cambio de vocalista y el lugar de “Maniac” (vocalista en el álbum “Deathcrush”) fue ocupado por Per Yngve Ohlin, conocido bajo el pseudónimo de Dead . Con el transcurrir de los años la amistad entre “Bull Metal” y Mayhem se hizo más fuerte, y este se alejó de la banda Masacre ( que tocaba Death Metal) y se acercó al naciente Black Metal, hablamos de los inicios de los noventas. Es en ese momento cuando “Bull” crea un proyecto de metal llamado “Typhon”, Black Metal en inglés, de buena técnica musical y presencia aterradora.

Dead y Euronymus, no dudaron en enviarle un regalo al naciente proyecto de “Bull Metal” y ese obsequio fue una letra escrita a puño y letra por Dead titulada “Life Eternal” (“Vida Eterna”) con una clara reverencia a la muerte y a su papel inmortalizador del ser. La canción se prensó en el disco de Mayhem de 1994 “De Misteriis Dom Sathanas”, pero sin la presencia de Dead, quien trágicamente se suicidó en 1991 con un disparo en la cabeza. La voz de aquel álbum fue hecha por Atila Csichar.

Sin dudarlo Typhon la hizo propio y “Life Eternal” fue parte del único disco oficial de la banda “Unholy Trilogy” de 1996, como el Track número 8. Mauricio Montoya “Bull Metal”, al igual que Dead se suicidó, cortándose las venas e ingiriendo una sustancia tóxica en diciembre de 2002 en una eterna soledad en el Carmen de Viboral Antioquia.

Comentarios de Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here